Cómo Tener más Disciplina

Hoy quiero hablarte de 3 claves importantes para entrenar tu disciplina y cumplir tus propósitos

La DISCIPLINA es la habilidad de hacer aquello que te has marcado hacer, te apetezca o no hacerlo en ese momento.

Es la capacidad de decidir llevar a cabo tus propias intenciones y propósitos independientemente de tu estado emocional de ese momento.

Y es imprescindible para que esos propósitos que todos nosotros nos marcamos se materialicen y se conviertan en realidad.

Podríamos decir que la disciplina es el puente entre nuestras metas y nuestros verdaderos logros.

De hecho la gran mayoría de veces la razón real de que no consigamos aquellas cosas que nos proponemos no es por falta de competencia, talento o inteligencia, sino únicamente por falta de disciplina.

Generalmente relacionamos la palabra disciplina con cosas negativas, como esfuerzo, castigo, sacrificio, obligación… y lamentablemente es así!

La disciplina requiere de un esfuerzo por nuestra parte, pero tenemos que ir más allá en nuestra visión sobre ella y verla como algo necesario en nuestras vidas, porque sin ella nunca conseguiremos muchos de nuestros propósitos y objetivos.

Habitualmente escucho a muchas personas decir que no son disciplinados, pero no es cierto.

Todos somos disciplinados, porque no se trata de un rasgo de tu personalidad, se trata de una decisión que con el paso del tiempo se convierte en un hábito.

¿Vas a trabajar cada mañana, te apetezca o no?… ¿sí?… ¡Eres disciplinado!

¿Llevas cada día a tus hijos al colegio te apetezca o no, preparas la comida, te planchas una camisa aunque no te apetezca?… ¡Eres disciplinado!

La disciplina es una decisión, no es algo que forma parte de ti. Es una decisión que tomas cada día y todos podemos decidir ser disciplinados, de la misma manera que podemos decidir no serlo.

Así que si alguna vez has creído que forma parte de tu personalidad, olvídalo porque no es cierto.

Esta capacidad de decidir hacer lo que te has propuesto, es una habilidad que se entrena y en este video te voy a contar 3 claves importantes para entrenarte en ella:

Reconoce el esfuerzo

En primer lugar, reconoce el esfuerzo que te va a generar conseguir tu objetivo y decide si estas o no dispuesto a realizar ese esfuerzo.

Necesitas marcar un objetivo que verdaderamente merezca la pena para ti el esfuerzo que vas a realizar.

A pesar de lo que mucha gente cree no necesitas estar motivado todos los días para hacer la acción que tengas que hacer

Por ejemplo una acción donde la gran mayoría de nosotros somos muy disciplinados es

Ir a trabajar. Cada día nos levantamos para ir a trabajar, pero todos los días no nos levantamos motivados y con ganas de hacerlo,  seria genial pero realmente no nos ocurre y es que no necesitamos una motivación diaria y tener ganas para realizar esa acción de ir a trabajar cada día.

Lo que nos hace levantarnos e ir a trabajar a pesar de que no nos apetezca es que sabemos que ese esfuerzo tendrá su recompensa a final de mes y esa es nuestra motivación de fondo para hacerlo, cobrar a fin de mes.

Esa motivación de fondo sí que es necesaria y cuando te propongas hacer algo es eso lo que has de tener presente cada día porque sin ello sí que es fácil tirar la toalla y no ser disciplinado.

Siguiendo con el ejemplo del trabajo:

¿Si no cobraras a final de mes, irías a trabajar?

Si no cobrarás probablemente la gran mayoría de días por no decir todos no te levantarías para ir a trabajar.

Por tanto toma conciencia que disciplina y motivación no tienen por qué ir de la mano, y no esperes tener ganas de ir al gimnasio todos los días o tener ganas de levantarte de la cama para hacerlo.

No se requiere de ganas todos los días. Se requiere de ganas de conseguir tu objetivo final. Por lo que mira a largo plazo y no a corto.

Mentalízate

En segundo lugar, mentalízate que cada día te vas a encontrar delante de esta pregunta.

¿Decides hacer aquello que te has marcado o decides no esforzarte e ir a lo fácil?

Cuanto menos dudes en la respuesta a esta pregunta más fácil te será contestar a favor de tu disciplina. Por tanto te recomiendo que detectes muy muy bien que va suponer para ti no realizar eso que te habías marcado y que va a suponer realizarlo.

Y tenlo presente cada día si se presenta la duda sobre que decisión vas a tomar.

Evidentemente es más fácil levantarse tarde que hacerlo temprano, tirarse en el sofá que salir a caminar,  mirar la televisión que ponerse a estudiar o a hacer otra tarea.

Pero tomar una u otra decisión va a tener una consecuencia en tu vida, un precio a pagar.

Como decía el gran Jim Rohn:

En nuestras vidas vamos a lidiar con el peso de la disciplina o con el peso del arrepentimiento

El precio de la disciplina pesa gramos todos los días, pero el peso del arrepentimiento pesa toneladas, es el peso del y si hubiera empezado antes, y si no hubiera perdido todo este tiempo.

Cada día te encontrarás con una decisión a tomar, así que facilítate las cosas para que la decisión que tomes sea a favor de llevar a cabo tus intenciones y propósitos, aun requiriendo de ese esfuerzo por tu parte.

Planifícate

Y en tercer lugar, planifícate aquellas acciones que quieras realizar cada día de manera que empieces poco a poco.

Siempre lo digo y no me canso de repetirlo: son los pequeños pasos los que nos llevarán a cumplir nuestros propósitos,

Si te marcas grandes retos, es mucho más fácil tirar la toalla, que si poco a poco vas marcándote pequeños retos y aumentándolos después conforme te vayas habituando a hacerlos.

Por ejemplo en vez de marcarte ir al gimnasio todos los días y no ir ninguno, márcate ir solo 2 días a la semana, o incluso solo 1.

Cuando esto sea un habito para ti y ya no requiera de un sobreesfuerzo ve aumentando la cantidad de días

Recuerda que si marcas propósitos que requieren un esfuerzo excesivamente grande es muy fácil que no lo realices.

Así que mejor ir poco a poco pero de manera segura entrenando tu disciplina.

Recuerda que todos los consejos que te traigo todas las semanas requieren también de disciplina para llevarlos a cabo.

Así que ahora te toca a ti.

Cuéntame en los comentarios si te ha resultado útil este artículo y por donde vas a empezar a entrenar tu disciplina.

Y nada más si te ha gustado el artículo compártelo para ayudar a otras personas a aumentar su disciplina y ayudarles a conseguir aquellas metas que se proponen.

Y por supuesto si aún no lo has hecho suscríbete al canal para más videos que te ayudarán a alcanzar la vida que deseas.

Suscríbete al canal

Todo empieza en ti

Que tengas un feliz día.

Un beso.