Probablemente ya me habrás escuchado muchísimas veces hablar de la importancia que tiene en nuestras vidas aprender a valorarnos a nosotros mismos.

Nuestra calidad de vida, la calidad de las relaciones que tengamos, la forma en la que gestionamos nuestras emociones e, incluso, la calidad de tu salud dependen muchísimo de la valoración que te das a ti mismo, de cómo te tratas y del aprecio y la importancia que te das.

Y esta valoración que te das a ti mismo no depende de circunstancias externas, ni de tu físico, ni de lo que has conseguido en la vida o lo que has dejado de conseguir, ni de si tienes pareja o no…

depende única y exclusivamente de Ti.

Puedes aprender a valorarte independientemente de cuales sean tus circunstancias externas o internas en este momento porque como te digo, no dependen de ellas.

Valorarte a ti mismo depende únicamente de ti y se podría resumir en que consiste en integrar en ti que no necesitas ser perfecto ni cumplir ningunos estereotipos para ser grandioso.

Muchas personas cuando se sienten bloqueados o no encuentran las herramientas o recursos que les permitan avanzar en estos momentos en sus vidas lejos de apoyarse y seguir valorándose, lo que hacen es menospreciarse a sí mismos y quitarse todo el valor personal

Y esto precisamente se convierte en una espiral sin fin, porque cuanto más te menosprecies, más bloqueo te generarás.

Descubre los 10 Errores que Te impiden Avanzar hacia la Vida que deseas

DESCARGA LA GUIA AQUI

Es muy importante que salgas de ahí.

De hecho este es el consejo que doy tanto a mis clientes como a los alumnos de mis cursos cuando se encuentran en esta situación:

Que empiecen su trabajo personal por aumentar su cuidado y valoración hacia si mismos porque desde aquí será posible desbloquear las demás áreas de sus vidas.

Hoy quiero compartir contigo 5 consejos para que comiences a valorarte como realmente mereces:



Consejo número 1. Abraza el concepto de valorarte a ti mismo independientemente de si cumples los estereotipos establecidos o no.

Es importante que integres en cada poro de tu piel, que tu valor personal es incuestionable y que no depende de un físico, o de donde hayas nacido, del color de tu piel o de si en estos momentos has conseguido tus objetivos o no lo has hecho

Tu valor personal es incuestionable.

Consejo número 2 Hazte consciente de tus pensamientos y de esas creencias que te hacen restarte valor.

Ve más allá de cómo te miras generalmente. Ve más allá de mirar tu físico, de mirar cuánto dinero tienes, de mirar lo que otros dicen de ti o de mirar lo qué has logrado o lo que no.
Observa con curiosidad tu mundo interior, observa tus pensamientos, tus juicios, tus creencias, eso que te dices y cómo te lo dices.

Para ello es importante que reserves tiempo para ti, para observarte y autoconocerte.

Consejo número 3. Cuestiona tus percepciones.

A medida que te vuelvas más consciente de tus creencias y de tus patrones de pensamiento comienza a cuestionar cada uno de ellos.
Aunque te hayan estado acompañando durante años o décadas

No los des por ciertos sin más. Abre tu mente y Cuestiónalos.

Pregúntate: ¿Es mi pensamiento 100% verdad?
¿Es toda la verdad o solo mi percepción de la verdad?

Abre tu mente a otras maneras de percibir la vida.

Consejo número 4. Cambia la auto-exigencia por apoyo

Conviértete en tu mejor amigo.

Cambia cualquier diálogo interno de rechazo o menosprecio por el diálogo que tendrías si fueras tu mejor amigo. Utiliza palabras de apoyo hacia ti, palabras de refuerzo, de acompañamiento, de motivación…

Te dejo el enlace al artículo no subestimes el poder de tus palabras para que puedas profundizar más en este consejo:

Consejo número 5. Cuídate

No vale decirte no tengo tiempo, no vale creerte el mensaje de tengo muchas cosas que hacer. Toma consciencia de que todo esto viene precisamente de tus patrones de creencias y pensamientos que no te permiten valorarte.

Trabaja el sentirte merecedora o merecedor de tu propio cuidado. Come saludable, haz ejercicio, duerme lo suficiente, lee libros, o realiza cursos de crecimiento personal que te permitan nutrir tu mente y aprender a relacionarte contigo de forma sana.

Cuida de tu cuerpo, de tu mente y de tus emociones. Cuida de ti

La consecuencia de tratarte como alguien de valor,
es que terminas sintiéndote alguien valioso.

Toma consciencia de esto:

Cuando aprendes a valorarte de verdad y reconoces tu verdadero Valor nada ni nadie puede hacerte sentir menos

Y ese valor hacia ti se reflejará de forma positiva en todas las demás áreas de tu vida.

¡Recuerda! Todo empieza en Ti

Que tengas un feliz día.
Un beso